You’ve got Spam

Afiche de la película

Imagen 1. Afiche de la película

Hace más de diez años Tom Hanks y Meg Ryan protagonizaron su tercer largometraje juntos (el primero fue la olvidable “Joe contra el volcán” y el segundo la maravillosa “Sleepless in Seatle” de Nora Ephron) titulado en inglés “You’ve got mail” (1998). Corrían los días de los albores del Internet y su revolución en el mundo de las comunicaciones: el email.

El filme,  más allá de su trama románticosa de un amor virtual, retrataba la excitación que nos producía el verificar que teníamos un correo nuevo en nuestra bandeja de entrada. Dicha excitación provenía en parte a lo novedoso del asunto, y en parte al foreplay cibernético que suponía tener una conexión por línea telefónica y tener que escuchar el tono del fax módem conectando con la red.

Actualmente esa excitación ha quedado para mí tan en el olvido como dicha película. En estos días, abrir el correo me genera sensaciones diversas que van desde el completo desgano hasta el pánico extremo. Mis bandejas de entradas están atestadas de Bulos (cadenas de correo que van desde los bienintencionados “Ayúdenme a recuperar a mi perrito Copito”, los cariñositos “Un regalo muy especial para mi mejor amig@”,  hasta las engañosas “Bill Gates está regalando su dinero… no es broma!!!”), premios millonarios (debo de ser el hombre más afortunado del mundo, porque siempre soy el usuario 999.999), publicidad, ofertas, regalos y cuanto producto o servicio exista.

El SPAM o correo no deseado es una práctica que utiliza estas cadenas para obtener direcciones de correo válidas y bombardearlas con publicidad o software malintencionado que perpetúa esta situación.

Por regla general, no abro correos de desconocidos ni tampoco de conocidos que no se toman la mínima molestia de escribir unas palabras propias y firmar.

Cada cuál es libre de enviar el correo electrónico que desee (dentro de los límites de la razón), pero NO de compartir la dirección de correos de otros usuarios, sin su autorización.

A continuación les dejo unos consejos a aquellos amantes de las cadenas de correo electrónico:

  1. Borren las direcciones de correo anteriores: no toma más de un minuto eliminar la cadena de correos previos (el atajo de teclado es Ctrl+E ó Ctrl+A, dependiendo del idioma de configuración). De esta manera evitan compartir direcciones de otros y el fastidioso Scroll-Down.
  2. Utilicen el Casillero de Campo Oculto (CCO): esto evita que se pueda ver a quién se envía el correo (Ver Imagen 2)
  3. No selecciones TODOS sus contactos: tomen otro minuto en pensar a quién realmente le interesará el correo que están por enviar.
  4. FIRMEN sus mensajes: nada es más falso que enviar un correo que dice “Estoy pensando en ti” y no escribir unas pocas palabras suyas.
  5. CAMBIEN el encabezado: nada más fastidioso que recibir un mail que se titula “Fw:Fw:Fw:Fw:Fw:Fw:Para ti”
  6. Si utilizan el Campo Para, asegúrense de que los usuarios se conozcan entre sí.
  7. Creen sus propias listas de distribución: la mayoría de los correos tiene la opción de crear dichas listas. Creen varias de elllas con los contactos en común. Por ejemplo: escuela, familia, amistades, trabajo. Luego envíen el correo en CCO (ver consejo #2).
El CCO de Gmail

Imagen 2. El CCO de Gmail

Por el momento me despido; tengo 167 mensajes nuevos que eliminar.

Bookmark and Share

 


3 pensamientos en “You’ve got Spam

  1. Jajajaja ya reclamé de esto por allá por el 2004 y sigue siendo tan fastidioso ahora como lo era antes. Logré eliminar a la gran mayoría de Forwarderos de mi lista, pero hace poco una cliente que me envió una info importante decidió enviar un fwd con mi dirección y no exagero, el mismo día su hermano y su tía me enviaban otros más. Sin más que decir, ahora están bloqueados.

    Yo le pongo “report spam” a casi todo lo que no me agrada que llegue a mi inbox.

  2. Pero por favor, esa es mi queja de todos los días!!!

    No entiendo como aún se pueden creer la de Bill Gates… aún me la envían!! que odio, eso lo he podido observar en las personas que lamentablemente no tuvieron el mismo acceso que nosotros cuando empezamos y “caímos” en esas trampas. Es decir no tienen la misma antigüedad informática que nosotros.
    Parece que es como la madurez, se aprende de la experiencia ajena o a veces a puñetes o patadas.

    Me lo tengo que tragar, sin remedio alguno, pues mail enviado mail jodido, por mas que le solicites a esa persona que te ubique en CC: (y siendo cortés en no pedirle que te deje de enviar huevadas) el mal ya está hecho pues las mismas personas que menciono en el párrafo anterior son aquellas que han descubierto la 8va, 9na ó 10ma maravilla: ser popular enviando correos masivos.

    Próxima etapa: cuando descubran el Facebook.

  3. jajajaja me ha encantado, es como estar escuchandote jeee, espero sinceramente que tu mensaje conquiste al mundo!!! yo por mi parte aplicare todossss tus consejos,para que no se diga q en casa de herrero cuchillo de palo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s